Lunes, 27 Agosto 2018

Recetas desperdicio cero

Recetas desperdicio cero

Cada año se desperdician toneladas de alimentos en los hogares. Un gasto sencillo de evitar y una posibilidad de idear recetas nuevas para aprovechar estos alimentos que en la mayoría de los casos son aptos para el consumo. No en vano, algunas recetas de aprovechamiento tradicionales como por ejemplo los guisos marineros son todo un símbolo de la gastronomía en muchos países del mundo.
Para que tu también puedas sacar el máximo partido a tus alimentos y evitar el desperdicio de comida, te traemos tres recetas de aprovechamiento imprescindibles en cualquier hogar.

 

 

Patatas especiadas al horno


Ingredientes:

  • ½ Kg. Patatas

  • Aceite de oliva

  • Romero

  • Pimienta
  • Sal

Preparación:
Lava las patatas y sécalas con un paño de cocina. 
En una fuente de cristal, añade un chorrito de aceite de oliva y coloca las patatas con piel cortadas en tiras o gajos. 
Riega con otro chorrito de aceite de oliva y añade las especias: romero, pimienta y sal.

Pollo con verduras

Ingredientes:


  • 1 Pollo de corral

  • 1 Cebolla blanca

  • 2 dientes de ajo

  • 2 Tomates 

  • 1 pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Deshuesa el pollo. Puedes utilizar la carcasa y los huesos para preparar un caldo.
Pica la cebolla y el ajo y rehógalos con un chorrito de aceite en una sartén. Tras unos minutos de cocinado, añade el pimiento y dora todo el conjunto.
Añade el pollo troceado y dóralo con el resto de ingredientes. 
Una vez el pollo ya está dorado, trasládalo a una fuente de horno y cocínalo 15 minutos a 180º con la opción de calor “arriba y abajo”.
Sirve acompañado con ensalada o patatas asadas.

Tarta de pan

Ingredientes

  • 200 g de pan duro
  • 1 litro de leche
  • 3 huevos
  • 130 g de azúcar
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Aceite de oliva

Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºc. En un bol grande echamos la leche y los trozos de pan picados hasta que se ablanden. Vamos aplastándolos con una cuchara de madera o un tenedor para que se forme una especie de papilla.

Cortamos el pan en trozos y mezclamos con la leche hasta que se ablande y forma una masa más o menos homogénea.
Añadimos el resto de ingredientes, dejando la levadura para el último lugar y mezclamos.
Rociamos el molde con un poco de aceite de oliva y vertemos todos los ingredientes.
Horneamos entre 30-40 minutos o hasta que pinchemos con un cuchillo y salga limpio. 
Pasado el tiempo lo dejamos enfriar y espolvoreamos ligeramente con azúcar por encima.

¡Siguenos!

Estarás al tanto de todas nuestras novedades y noticias

¡Siguenos!

Estarás al tanto de todas nuestras novedades y noticias